A medida que avanza mi vida profesional me voy encontrando con emprendedores con síntomas de desánimo y un punto de desconfianza en sí mismos. Inmediatamente, al indagar sobre su estado anímico, me encuentro con personas muy solas en el duro camino del emprendimiento. Un camino nada fácil y que, de por si, merece todo el respeto. Vivimos en un país con mucho talento, pero no preparado para absorberlo y, en este aspecto, las personas renuncian a sus metas o simplemente “fracasan” en el intento.

El fracaso en España se penaliza, cuando realmente debería figurar en nuestra trayectoria como fases inherentes del camino a nuestros éxitos, ser un activo, no esconderlo. Es la adversidad quien tiene el don de despertar talentos y virtudes, que en la comodidad hubieran permanecido dormidos. Sí, el fracaso es el camino de nuestro aprendizaje, nuestro aprendizaje nos mejora como profesionales y personas, y sí, tenemos derecho a equivocarnos, y tener una segunda / tercera / cuarta oportunidad, ¿y por qué no?. No está bien visto el fracaso, y el fracaso es la clave del éxito.

Siempre le digo a un emprendedor, “No eres un Robot, te volverás a equivocar, te levantas de nuevo, cree en ti“. Esta frase me nace de dentro del corazón cuando veo un desánimo generalizado ante la gran exigencia que existe en el mundo del emprendimiento. Los inversores buscan métricas contrastadas, pero no es fácil conseguirlas si no apoyamos el talento en fases más incipientes, y nos volcamos a acompañar a ese talento en el camino inicial. Superman = supertorta….un emprendedor no puede ser experto de todo; esperar a que venga el proyecto ideal con superman es una posición respetable pero, en mi opinión, más de lo mismo y sillón de confort.

Desde Grupo Level Capital creemos en las personas, en el liderazgo, en la actitud y en la ilusión, y en un momento preciso, donde una idea con un buen líder puede tener sentido. Acompañar al emprendedor en el camino del éxito en esos momentos incipientes, hace que nuestra misión y valores como compañía adquieran una dimensión inmensa, y nos diferencie de otras compañías. La clave de un asesoramiento 360 de acompañamiento permanente en el tiempo, asegura una gestión y diversificación de responsabilidades estratégicamente bien ejecutadas y, por tanto, mayores garantías de éxito.

Cree en ti, es mi principal consejo

Otros factores que considero importantes:

1. Saber escuchar = efecto esponja, luego ejecuta.

Durante la vida son muchas las opiniones, comentarios, críticas que pueden llegarte, todas enormemente positivas. Tenemos la obligación de estar abiertos a cualquier comentario y discernir sobre dichas opiniones. Escucha, absorbe, piensa, piensa, piensa, decide, ejecuta.

2. Lidera

Gestión es hacer las cosas bien y Liderazgo es hacer las cosas. Gestores hay muchos, líderes no tantos. Tú eres un líder, rodéate de los mejores.

3. Sé Fiel a ti mismo

Si el plan no funciona cambia el plan, pero no cambies tu meta. No te permitas fracasar por terceros, fracasa por tu propias decisiones.

4. Pensamiento positivo

Cambia IMPOSSIBLE por I’M POSSIBLE. Controla tu mente.

Decide embarcarte: Arriesga, sí puedes, es posible
Decide resistir: Actúa, eres grande, levántate, cree en ti

5. Rodéate de los mejores

Lo mejores son los que te acompañan con actitud y gran aptitud. Tu equipo ha de ser tu principal aliado. Sin equipo no somos nada. Lidera tu equipo.

6. Diversifica tus preocupaciones

Poco + poco = mucho.
Racionaliza los problemas, poco a poco podrán ser solventados. No te agobies.

Podríamos seguir con varios factores importantes dentro del mundo del emprendimiento, pero al final son diversos casos los que existen, y cada uno con sus particularidades.

Desde Grupo Level Capital ofrecemos Consultoría Integral 360 a empresas, emprendedores, empresarios, con el objetivo de acompañar en el camino del éxito a nuestros clientes. Nos gusta pensar primero en las personas, en sus líderes, y darles la mano en la gestión de su liderazgo. Ofrecemos un servicio completo Integral, donde nos enfocamos en la mejora de procesos y en el buen foco de los proyectos/empresas con el objetivo de conseguir los resultados deseados.

Recuerda, un emprendedor no es una Robot, es una persona, con sus virtudes y defectos, que muchas veces su gran problemática es la soledad, y eso conlleva la imposibilidad de tener capacidad para poder conseguir resultados.

Si eres empresario e emprendedor, estaremos encantados de que nos presentes a tu persona, luego nos hablas de tu proyecto.

Creemos en ti, no en Robots.

Victor Giné

Comparte

¡Comparte este contenido con tus contactos!