Socio, consejero del advisory board de Grupo Level Capital, Mario Schäffer es también el responsable de uno de los mercados de internacionalización del grupo, Alemania. “En el país germano –sostiene-  hay muchas oportunidades para las startups aceleradas por GLC”-

Mario, estás vinculado a Grupo Level Capital desde tres vertientes. En primer lugar, eres el actual delegado en Alemania del grupo. ¿Cuál es tu función allí, detección de oportunidades de inversión, ofrecer servicios de consultoría?

Alemania es un país con mucha trayectoria de emprendimiento. Muchas de las familias medianas han nacido en un emprendimiento pequeño y dirigiéndose a una necesidad de mercado muy concreto, muchas veces de tecnología puntera. Hoy en día hay un ecosistema de emprendedores muy importante. Antes de todo en las ciudades grandes, como Berlín y Múnich, hay hubs muy avanzados.

Obviamente, hay muchas oportunidades para las startups aceleradas por GLC y GLC mismo. Estoy evaluando posibles colaboraciones, estoy comparando tendencias e ideas de startups locales y facilitaré contactos para facilitar una entrada al mercado alemán de nuestras startups.

-Para ser más preciso, ¿cuál es el papel de un consultor de operaciones corporativas?

El mundo empresarial cada vez se especializa más. Hoy en día, la empresa verticalmente integrada es más bien una excepción. Las empresas grandes saben que hay empresas pequeñas más flexibles y rápidas que pueden entregar más valor en ciertos campos. Un ejemplo claro es la innovación. En muchas corporaciones grandes ya existe un gestor de innovación externa. Su trabajo es buscar en el mercado ideas de negocio que complementan el propio negocio. Se apuesta por la innovación de los demás, no la propia. Son conscientes de que las opciones para crecer orgánicamente dentro de empresas grandes y lentas son limitadas por lo que, ahora más que nunca, buscan operaciones corporativas para generar valor, ya sea a través de adquisiciones, desinversiones o alianzas estratégicas.

El papel de un consultor en este campo es entender el modelo de negocio del cliente, identificar campos de colaboración con socios externos, identificar estos posibles socios en el mercado y convencerles de las oportunidades de la colaboración o transacción.

-Eres asimismo socio de la empresa. ¿Qué te animó a participar en un proyecto como éste, sabiendo que el proyecto embrionario de Grupo Level era la Agencia Level, una consultoría tecnológica, fiscal y de marketing sobretodo, pero no con el foco puesto en consultoría de inversión?

Creo que una empresa de consultoría acumula mucho conocimiento del mercado y una amplia red de contactos. Esta visión amplia es la base para poder identificar oportunidades de negocio y evaluar los criterios de éxito. Invertir dinero es la parte más fácil del proceso de la generación de una startup. Pero mucho más importante es encontrar ideas de negocio interesantes y tener experiencia en el mercado para poder validar su potencial en el mercado.

-Por otra parte, integras el  Advisory Board de Consejeros Empresariales del grupo. Si tuvieras que entrar en un advisory, ¿por qué razón principal lo harías? Por evaluar posibilidades de inversión, por networking de inversores, por el mero hecho de ayudar a salir adelante a proyectos emprendedores que necesitan ese pequeño ‘push’ en gestión y acompañamiento…?

Un poco de todo. Lo que queda muy claro es que el Advisory Board de Consejeros Empresariales de Grupo Level Capital reúne una experiencia espectacular y permite ver proyectos desde ángulos muy distintos.

Empresas que logran de acumular el capital necesario y pueden contar con el soporte de GLC y su Advisory Board, van a tener una probabilidad más alta de supervivencia y éxito por la amplia red de contactos y el conocimiento acumulado en GLC. Un win-win para inversores, startups y advisors.

-Alemania es cuna de las startups europeas, concretamente algunas ciudades como Berlín, Stuttgart, Munich… ¿Cómo ves el papel del emprendimiento en el país germano?

Tal y como mencioné antes tiene una historia importante de emprendedores de éxito. A la vez, está permitido fracasar, es una cultura más aceptada. Entonces, más personas se atreven a emprender. La gran mayoría va a fracasar, pero no estarán siendo juzgados negativamente por ello. Van a aprender mucho del fracaso y levantar una idea más fuerte en la siguiente ocasión. Incluso se organizan “Fuck Up Events” donde personas hablan de sus fracasos empresariales. Hay un boom del emprendimiento en los últimos años, con muchos ejemplos de personas que ya llevaron varias empresas.

Grupo Level Capital dará mucho conocimiento a las startups, el conocimiento que muchas personas han acumulado. Asimismo minimizará el riesgo del fracaso.

-Y comparado con España, qué diferencias y similitudes destacarías, en lo bueno y en lo malo, en la presencia del capital riesgo en las empresas y en el mundo emprendedor. ¿Está más asentado allí?

Todavía es más difícil obtener capital para empresas en España. Es cierto que a las empresas de capital riesgo les gusta invertir cerca de su sede, en su país. Allí saben como funciona todo en sus últimos detalles. No quieren tener más variables desconocidos en una inversión que por sí misma ya tiene mucho riesgo, como es el caso en las startups. Hay más capital disponible para empresas en Alemania.

La buena noticia es que los éxitos de algunas startups españolas ha atraído más atención al mundo del emprendimiento y se empiezan a ver más y más rondas altas cerradas con éxito. Creo que el mundo startup está en buen camino en España.

También es cierto que el cambio en la economía y la sociedad iniciado por la crisis financiera, trae muy buenas oportunidades para emprendedores. El capital que antes se invirtió en la construcción, ahora busca otros destinos.

Innovación con ciclos cada vez más cortos

-Otro de los roles de Grupo Level es la consultoría de innovación, encontrar oportunidades de inversión reales en aquellos proyectos innovadores de terceros que puedan interesar a quien quiere invertir. Eres un experto en innovación. ¿Crees que ya no se puede hablar de un campo nuevo, sino de un tren que no se puede escapar a las empresas?

Sin duda. Los cambios en la economía son muy rápidos hoy en día. Las empresas tienen que seguir innovando y adaptándose para poder crecer o incluso sobrevivir.

La innovación misma no es nada nuevo. Desde siempre, cuando se presentó una solución inteligente a una necesidad de mercado, había la posibilidad de montar un negocio rentable. Lo que es nuevo son las posibilidades de difundir la información sobre esta solución. Los ciclos de innovación disruptiva son más cortos que hace 10 o 20 años. Las empresas tienen que invertir en innovación o van a desaparecer.

-Nuestra compañera del advisory board, la coach Claudia Casademunt, destacaba en una entrevista precedente que pese a su potencialidad, Alemania tiene todavía lagunas en campos como la digitalización educativa… No sé si reconoces otros campos de mejora cuantitativa y cualitativa…

Tiene muchos campos de mejora posible! Estoy de acuerdo con Claudia: En Alemania, la digitalización ha empezado muy tarde, y muy poco a poco, no solo en el campo de la educación.

Hay leyes de protección de datos muy restrictivos en el mundo digital. Poco a poco se van cambiando y con ello toda la administración pública, de bancos y empresas, pero es un proceso muy lento. Puede ser una buena oportunidad para startups españolas de llenar el vacío en estos campos, porque sus soluciones podrían estar ya más avanzadas.

España desde Alemania

-Desde la experiencia germana, ¿cómo se ve a las empresas españolas. ¿Han visto algún salto cualitativo como empresas dispuestas a abrirse al capital riesgo y asumir toda la potencialidad que se esconde en las alternativas a la financiación tradicional?

España, con sus problemas de la crisis financiera, ha vuelto al crecimiento económico, También desde fuera se nota que hay otra dinámica económica y un mundo creciente de startups. Conozco ejemplos de empresas / individuales que han invertido en empresas españoles últimamente. Los cambios en el mercado se ven como una oportunidad de crecimiento.

A la vez, la administración pública en España tiene muy mala fama. Esto hace que, después de ver la complejidad de la transacción para la obtención de la documentación necesaria, alguno se echa atrás.

Crowdfunding, crowdlending, private equity, venture capital,… ¿son todas terminologías que un CEO de hoy en día tiene que saberse ya con fundamento, o no necesariamente?

Completamente de acuerdo. Y no solo los CEO’s de las PYMES. En el crowdfunding hay posibilidades muy altas de fidelización con sus clientes, si una empresa grande sabe hacerlo bien.

-¿Crees apropiado que la consultoría externa supla, sustituya,  allá donde los equipos de organización interna de las empresas no están suficientemente especializados? Hay quien todavía se resiste a creer en ese papel de outsourcing…

En mi experiencia, la consultoría externa pocas veces puede sustituir los equipos internos. Los resultados mejores se obtienen si se complementa la consultoría externa con los esfuerzos de los equipos internos. Mientras el equipo interno conoce bien la dinámica del proyecto en su visión organizativa, los consultores pueden traer experiencia de una plenitud de proyectos anteriores. Muchas más de las que una empresa podrá generar internamente.

-Alemania tiene fama de país serio. ¿En la consultoría externa no hay ‘engañabobos’?

Los hay en todos los sitios. La consultoría solo puede tener resultados positivos si hay confianza. La confianza y el buen nombre de uno se tiene que ganar sobre muchos años. Y es lo mismo en España o Alemania.

Biotecnología=capital riesgo

-Procedes del campo de la biotecnología, eres ingeniero. Este es un terreno abonado para fusiones y adquisiciones empresariales, ¿pero qué papel  tiene en este campo actualmente el capital riesgo y otras vías de financiación?

El capital de riesgo es el motor principal de la innovación en esta industria. El lanzamiento de un producto nuevo requiere varios años de estudios y una inversión demasiada alta. Iniciar un camino tan largo, solo se puede hacer posible con la ayuda de capital de riesgo.

Con resultados positivos, normalmente una empresa grande adquirirá la empresa desarrolladora. El registro y lanzamiento con éxito, en la mayoría de los casos solo lo podrán financiar las empresas grandes. Las firmas de capital de riesgo ya calculan de poder vender su participación después de varios años a una multinacional y no tendrán que esperar de ver los primeras ventas del producto.

-Como mentor de numerosas iniciativas de inversión, ¿la proliferación de incubadoras, parques empresariales de negocios y de innovación, escuelas de negocios como las que se encuentran en el parque ESADE Creapolis en Sant Cugat, y que tú conoces bien, son importantes, pero no es suficiente?

Ayuda el estar dentro de un ecosistema que se complementa. Pero la red de contactos a tu alrededor es solo un pilar importante del emprendimiento con éxito. Los otros dos son el timing y el equipo. Un emprendimiento solo puede tener éxito si llega el momento adecuado y está liderado por el equipo adecuado. Ningún parque empresarial puede asegurar que el timing es el correcto y el equipo el adecuado.

Una aceleradora como Gruoo Level Capital, si puede. Por el amplio conocimiento acumulado, puede identificar los modelos de negocio más prometedores en este momento, y sabe evaluar si el equipo cumple con los requisitos que tiene que tener una startup de éxito.

-Desde la empresa Trifermed CBDO,  a la que estás vinculado, se ha trabajado en soluciones innovadoras aplicables a la industria como un bioadhesivo singular. ¿Qué nos puedes contar de la aplicación práctica?

Ideas científicas interesantes hay un montón. Pero solo se podrán convertir en productos, si se hacen bien las cosas desde el principio. Los errores que se cometen al principio del desarrollo de una idea, son los más caros. Todo la empresa se va a basar en la escalabilidad de los decisiones tomadas al principio.

Creo que es muy importante que los emprendedores aprendan ya desde el principio a validar su idea con diferentes stakeholders del mercado para poder estimar la viabilidad.

Nada es más doloroso que desarrollar un producto, que no se dirige a ninguna necesidad en el mercado, sea por precio, falta de cliente o competición numerosa.

Comparte

¡Comparte este contenido con tus contactos!