En el marco de la heterogeneidad abierta y plural de la ciencia y ,más concretamente, en el campo de la medicina como referente en términos de salud (individual, social, humana, ambiental etc.,, ), cabe introducir una analogía metafórica con lo que implica y supone un nuevo proyecto empresarial, una nueva iniciativa empresarial con acento “saludable”.

Recurriendo paralelamente y, asimismo, a la terminología jurídica que se aviene perfectamente con el comentario, la “amniocentésis” permite la prevención, la identificación de malformaciones, errores genéticos perjudiciales y de claras consecuencias negativas en el desarrollo futuro de la nueva esperanza de vida y todo ello en favor del “nasciturus” utilizando, tal como referido, la terminología jurídica y hermanando ambos campos cientifíco/culturales.

De hecho, un nuevo proyecto, una nueva startup, cabe perfectamente incardinarla, utilizando la terminología jurídica, en un nasciturus, una esperanza de vida. La “amniocentésis” médica permite, como decíamos, prevenir “fallos genéticos”, desórdenes evolutivos, malformaciones, y anticiparse al momento del nacimiento considerando los límites de un acertado/positivo/negativo desarrollo.

Aplicando la misma terminología semántica  y en un esfuerzo de tratamiento analógico, un nuevo proyecto empresarial requiere de una “amniocentesis empresarial”, por utilizar la misma línea de pensamiento y buscando afinidades metafóricas que permitan describir de forma simple el/los proceso/s. Una “amniocentesis empresarial” que permita evaluar “a priori” los riesgos y la potencialidad/vitalidad del nasciturus, en este caso, el nasciturus es el nuevo proyecto/la nueva startup.

De ahí la enorme importancia de una buena identificación y utilización de unos solventes servicios de consultoría y mentoring a la hora de proceder a la aventura de lanzar un nuevo proyecto empresarial.

Una buena salud desde el nacimiento

Con el mismo enfoque y tratamiento de la “salud” del nasciturus, en el ámbito médico,  se hace necesario el mismo enfoque y tratamiento de la “salud” del nasciturus en el ámbito del nacimiento de un nuevo proyecto empresarial.

En la misma línea de razonamiento, ante la evidente necesidad y avance médico que implica la capacidad de prevención y anticipación de un desarrollo “perjudicial en términos de salud”, en este caso, de un ser humano, el recurso a una “terapeútica” similar traducida al mundo de los nuevos proyectos consiste en la “amniocentésis empresarial”, cuya fómula estriba en el recurso a un apoyo consultivo de “valor añadido acreditado” . Añadiendo en el trabajo de consultoría un mentoring de acompañamiento y desarrollo .Todo ello cara a la presentación y fundamentación del/los proyecto/s y afianzando la “salud” de los mismos.

En el marco, pues, y en la línea de pensamiento descrita, apoyamos sólidamente la necesidad de tal apoyo como premisa fundamental orientada al pretendido éxito del proyecto. En Grupo Level Capital disponemos de todos los elementos necesarios (equipo, know-how, experiencia contrastada, proyectos desarrollados, resultados, etc…) que entendemos pueden facilitar y permitir el objetivo final de cualquier proyecto emprendedor: sostenible, escalable, rentable y con desarrollo de éxito.

En definitiva…¡Un proyecto empresarial “saludable”!

La “amniocentesis empresarial” de la mano de un Grupo conocedor y solvente en el marco de la emprendeduría aporta una clara ventaja comparativa en términos de anticipación y garantía de éxito
¡Os esperamos!

Comparte

¡Comparte este contenido con tus contactos!