Asistimos a un cambio copernicano en términos de desarrollo y orientación profesional/empresarial.¡La dinámica del cambio impone un ritmo acelerado sin retorno! Sí, es y hay que “estar” si no queremos consolidar la inoperatividad de las gestiones y la voluntad de generar un ROI de interés a todas luces atractivo para inversores y emprendedores. El sector tecnológico y la emprendeduría ya aúna y da trabajo a mas de 20.000 personas/profesionales en Barcelona. Es un “tsunami” imparable cuyo desarrollo actual es una mera punta del iceberg de la realidad a futuro.Se trata de un fenómeno imparable y de claras perspectivas positivas en todos los ámbitos.

El último estudio Global Startup Ecosystem Repoort 2017 ha analizado más de 28.000 Startups en 55 ecosistemas emprendedores de 28 países del mundo y ha seleccionado los 20 “hubs” urbanos con más potencial, de los que ahora recogemos los 10 más destacados poniendo énfasis especial en el hecho de que cada estudio utiliza criterios diferentes, lo que implica una probable alteración del orden presentado dada la distinta vía de valoración.

A título, pues, orientativo y no limitativo, cabe enunciar , como resultado del estudio referido, los siguientes centros/países/ con destacada presencia en los términos descritos:

NEW YORK : “la fuerza del sector financiero ha dejado en segundo plano su tecnología. Aunque con más de 7.000 Startups activas, la ciudad global del capital sostiene el liderazgo de las últimas tendencias.                   LONDRES (en la imagen superior): Un claro ritmo expansivo. Capacidad inversora acreditada. Unido a la presencia de organismos internacionales favorece y potencia el desarrollo y crecimiento del sector a un ritmo atractivo del orden de un 32%, muy superior a la economía global.
PEKÍN: Con más de 7.000 Startups con una captación del orden de los 230.000 millones de dólares, es la gran desconocida. Cuenta con 700 centros educativos (escuelas de negocios, universidades).
BOSTON: Tercera ciudad más potente en ecosistemas emprendedores. Harvard y el MIT, entidades clave de referencia.
TEL AVIV: Mas de 2.000 empresas emergentes; es el tercer país con más firmas en el Nasdaq, tras EE.UU. y China. La presencia y densidad y número de start ups es una de las mas altas del mundo.
BERLÍN: La más emprendedora de la UE. Pocas restricciones de entrada..
SHANGAI: Mas de 2.500 Startups y más de 24 Millones de personas. Crecimiento acelerado. Rápido . No puede dejar escapar el fenómeno emprendedor
LOS ÁNGELES: Outlet de startups (más de 4.000). Ciudad más digital y creativa de USA.
SEATTLE: La ciudad tiene más de 2.300 Startups, especialmente en el sector de software, biotecnología y aparatos tecnológicos. La presencia de Amazon y Microsoft favorece.
PARÍS: La ciudad cuenta con un ecosistema de más de 2.000 startups. Voluntad clara y decidida de captar talento e inversores.

Inspirados en Silicon Valley

Todo lo anterior clarifica e identifica una realidad incuestionable y un desarrollo creciente, progresivo y estable en términos de dinamicidad productiva de la creatividad en todos los frentes y ángulos empresariales. Ciudades de todo el mundo se están convirtiendo en “hubs” de tecnología y talento inspirándose en Silicon Valley.

Es claro y evidente que Silicon Valley es el “referente” y la voluntad de replicar el modelo se impone aunque no necesariamente implica la conquista de la voluntad del encuentro. Ello no es obstáculo para la presencia y atención profunda de localidades con la expresa intención de convertirse en polos internacionales de tecnología y talento.

Hemos recogido en el listado anterior las localidades que se están convirtiendo en polos internacionales de tecnología y talento. En USA, Boston, Washington, Nueva York o los Ángeles. En Asia, Shanghai, Shenzhen, Seúl, Bangalore o Tokio. En Europa, Londres, Berlín, Amsterdam, Estocolmo o Barcelona. Y, en Oriente Medio, Tel Aviv.

¿Qué configura y une como factor común de unión, sea el orden que sea, y qué tienen en común las anteriores urbes para ser un “hub” tecnológico?

Universidades; industria; investigación

Josep Miquel Piqué Huerta, presidente de la LASP, asociación internacional de parques científicos, explica que “estas ciudades comparten con Silicon Vallley tres aspectos claves. El primero, buenas universidades que tienen un contacto estrecho con el mundo empresarial así como proyectos de investigación pensados para ser aplicados al mercado. Segundo, industria tradicional abierta al ecosistema emprendedor, dispuesta a adquirir innovación y a incorporar una línea propia de investigación así como un tejido inversor privado decidido a apostar por las empresas emergentes. Y, tercero, una política pública capaz de invertir en investigación y en una red de infraestructuras para conectar la tecnología con el mundo”.

Aparentemente y con mayor o menor incidencia, todas las ciudades   referidas convergen en la presencia de los elementos recogidos manteniendo su identidad y singularidad propia.

Se da la circunstancia, según Piqué, que la mayoría “están especializadas en sectores concretos. Y, así declara: “Mientras que Bangalore (India) se ha convertido en el proveedor oficial de software para las grandes empresas de Silicon Valley, Tel Aviv tiene el master en ciberseguridad y defensa, Londres mucha inversión y un fuerte sistema emprendedor, Berlín creatividad y China, tecnología de teléfonos inteligentes.”

Opiniones adicionales y paralelas estiman y entienden que esta tendencia hacia la especialización y, por el contrario, a obviar la transversalidad, no es negativa. En el marco de este criterio la opinión es que una total autonomía de cada ciudad no es deseable. Según Huerta: “el reto de las ciudades no es replicar a Silicon Valley. Sería imposible porque ya tiene la mejor tecnología. Lo es, en cambio, conseguir conectarse, serle útil, encontrase en su radar, de manera que una firma surgida en Barcelona pueda llegar a integrarse en Sillicon Valley, la verdadera aceleradora mundial.”

Siguiendo el criterio de los expertos, la opinión es que Barcelona está “lejos de ser una de las principales aliadas de Silicon Valley pero ha hecho avances en este ámbito en los últimos cinco años (Blanca Gispert, La Vanguardia-10 de Septiembre 2017).

BCN, en el top 10

En base a la opinión y criterio de Miquel Martí, director general de Barcelona Tech City, “el hub tecnológico agrupa más de 500 start-ups en Barcelona” y asegura que la capital catalana se encuentra entre el top 10 de ciudades en Europa.

Opiniones solventes adicionales como la de Miguel Vicente, el presidente de esta asociación, expone que “también favorece a Barcelona un fuerte tejido inversor local e internacional“. Asegura que desde inicios del 2016, “más de 1.300 millones de euros han sido invertidos en start-ups entre adquisiciones y ampliaciones de capital”.

Opiniones de refuerzo y matices a considerar como los de Vicente y Martí, que explican que en Barcelona tendría que existir una universidad más próxima con el mercado, políticas fiscales más laxas con las empresas emergente y menos burocracia.

En todo caso, y con visión optimista presente y a futuro, hay que recoger el dato que el sector ya da trabajo cualificado a 20.000 personas en Barcelona, una cifra que se ha duplicado en los dos últimos años evidenciado el proceso creciente y de desarrollo progresivo que incorpora el nuevo ecosistema.

Comparte

¡Comparte este contenido con tus contactos!