Claudia Casademunt, miembro del Advisory Board de Grupo Level capital.

“Una iniciativa empresarial es como un recién nacido y el seed capital es la cuna donde puedes alimentar ese proyecto emprendedor”

GLC: ¿Cómo ves el mundo del emprendimiento en España?
Claudia Casademunt: El mundo del emprendimiento en España se está desarrollando a marchas forzadas, sobre todo en los últimos años, pero aún va por detrás de Europa. La tasa de actividad empresarial, por ejemplo, en España ha subido al 5,7%, pero la media europea está en el 7,8%. Y en España un 50% de personas encuestadas considera que ser emprendedor es una buena oportunidad profesional, pero lejos todavía de la media en Europa, que es de un 66%.
Los emprendedores son cada vez más jóvenes. Hay un 73% de ellos que emprende porque ve que existe una oportunidad de negocio. Y la gente se pone por su cuenta no porque no encuentra trabajo, hay gente joven que ya ha trabajado unos años, tiene una idea en mente, ve una necesidad del mercado y se hace empresario.

GLC: Se anima a llevar las riendas…
-Claudia: Sí, y lo encuentro fascinante. Quizás tiene que ver un poco con la mentalidad de las nuevas generaciones, que no quieren adaptarse a la estructura vertical de una multinacional. Quieren trabajar de manera individual, pero a su vez conectados, y lo hacen porque les gusta lo que están haciendo.

GLC: ¿Qué te parece la inversión en Seed capital tal y como la plantea el Grupo Level Capital, teniendo en cuenta que Seed capital es cuando no hay demasiadas métricas para poder invertir?
-Claudia: Ves algo, una idea, crees en ella y pones la semilla. Muchas veces son personas que no tienen dinero. Hay algún padre, un familiar que cree en ti, o amigos que hacen crowdfunding, o hacen lo que sea para obtener recursos. Pienso que el Seed capital es una necesidad para la gente joven, si están convencidos de su proyecto. A veces sólo se trata de empezar con mil euros para un estudio de mercado y esto ya es la antesala del próximo paso.

GLC: Incluso invirtiendo más dinero a veces no consiguen las métricas suficientes para pasar la barrera roja, la de certeza de inversión para un business angels. Muchos mueren por el camino por falta de recursos.
-Claudia: Una iniciativa empresarial es como un recién nacido y el Seed capital, por ejemplo, es la cuna donde tú puedes alimentar ese proyecto. Para los emprendedores es difícil de conseguir financiación porque a estas alturas nadie, ni especialmente los bancos, te va a prestar dinero.

GLC: El crowlending y el crowdequity están subiendo cada año a marchas forzadas; de hecho el crowlending ya está por encima del crowdequity. Y además, la financiación alternativa en todo lo que es Fintech, la financiación alternativa a los bancos, cada vez tiene más mercado. Los emprendedores se están volcando, y ello ya te está diciendo que el seed capital tiene campo por delante
-Claudia. Cierto, Y quizás también lo que influye un poco en todo esto es la falta de confianza de la gente en los bancos.

GLC. ¿Qué cualidades necesita un emprendedor?
-Claudia: Primero tienes que creer mucho en ti mismo, ganas de superación y ganas de avanzar. Después, tienes que tener el don de la flexibilidad, la creatividad, porque cuando te haces emprendedor, puedes hacerte un plan, pero luego la vida te va a enseñar que todo lo planeado comparado con la realidad es pura coincidencia, y entonces tienes que ser muy flexible.

GLC: Como dicen, ‘No cambies la meta, cambia de plan’.
Claudia: Tienes que tener rapidez y capacidad de reacción, saber cuándo tienes que ser rápido, y saber cuándo tienes que detenerte para reflexionar. Aquí también es importante saber aceptar ayuda. Aceptar consejos para seguir los propios criterios. Pienso que el equilibrio es muy importante en un emprendedor. Tomar decisiones sin miedo. Tienes que tener cierto miedo y respeto en la medida justa. El miedo nos protege, pero si tenemos demasiado miedo entonces te paras y no sigues.

GLC: Entonces, un emprendedor tiene que que ser valiente…
Claudia: Ser valiente pero sabiendo evaluar la realidad. Ser perseverante, responsable, tienes que tener muchísima pasión por lo que haces. Si lo haces sin pasión, vas a fallar. Tienes que tener este fuego dentro de ti de no mirar el reloj, de no parar. Yo lo comparo un poco con los artistas. Un emprendedor es un artista, de otra forma.
Y tienes que estar dispuesto a renunciar a algunas cosas durante algún tiempo. Es un estilo de vida, sabiendo que mañana vas a recibir la recompensa, pero mañana.

GLC: ¿La recompensa la ves más hacia la auto realización personal y profesional? Porque muchas veces se confunde con el dinero. Alguien dijo una vez…’si emprendes sólo para ganar dinero, deja de emprender’
Claudia: Sí y no. Tienes que ser realista. Si no ganas dinero, no podrás seguir existiendo. Una cosa es hacerse rico y otra es no perder de vista los números. Por eso tienes que ser una mezcla de soñador y realista. Tiene que haber un plan de negocio, no sólo la auto realización.
Y después está el tema de la conciencia social. Cuando emprendes algo, siempre también debes tener en cuenta qué propósito social tiene lo que estás haciendo, cómo puedes servir realmente a tus clientes, qué necesitan las personas y qué puedo ofrecer. Hay que saber mirar al otro lado. Si no, vas a fallar.

“Cuando te haces emprendedor, todo lo planeado comparado con la realidad es pura coincidencia”

GLC: ¿Qué hace falta que se haga mejor en España para que salgan más proyectos e incentivar el emprendimiento? ¿Es un tema cultural, por mentalidad, es por falta de algo, o que se cree que es demasiado difícil ser empresario?
-Claudia: Si volviendo a las estadísticas recordamos que la mitad de las personas entre 18 y 64 años entrevistadas piensa que hacerse empresario es una buena salida, esto no está nada mal. Pero si no se hace es por falta de confianza en el apoyo en la Administración. No intuyes por dónde ir, piensas que es muy difícil, tampoco ves las facilidades y ayudas que a lo mejor podrías conseguir simplemente por ser emprendedor. No existe una guía donde diga…,¿usted quiere hacerse emprendedor? Pues siga estos caminos. Te lo tienes que buscar por tu cuenta.
En el colegio, cuando a los niños se les pregunta qué quieren ser de mayores, nadie les propone si quieren ser emprendedores. No es una de las salidas profesionales para las que aquí te estén preparando. Y después, pienso que te lo ponen muy difícil. Cuando en España te quieres hacer autónomo, que es una mini, mini empresa, lo primero que tienes que hacer es darte de alta, pagar un mínimo de 267 euros al mes y después, cuando haces una factura, enseguida tienes que liquidar el IVA al Estado. En Alemania, cuando estás empezando es al revés: yo no me tengo que dar de alta como autónomo, y si tengo una pareja que está dado de alta en la Seguridad Social, hasta cierto punto yo puedo estar dentro del seguro social de la familia, no tengo que cotizar. Y luego, cuando escribo una factura no tengo que pagar el IVA a Hacienda hasta que yo no haya cobrado la factura de mi cliente.

GLC: ¿Crees que en este aspecto se debería mejorar a nivel administrativo?
-Claudia: A nivel administrativo y también a nivel de la coordinación de las instituciones, de centros de apoyo a emprendedores. Además pienso que debería fomentarse una mayor participación de las mujeres, porque principalmente son chicos, hombres jóvenes, los que emprenden. La diferencia todavía es muy grande.

GLC: ¿Qué opinas de la cultura de inversión en España en capital riesgo? Parece que ahora hay una tendencia a que las nuevas generaciones se atrevan más con estas cosas como el crowdequity y otros. Ya no invierten en bolsa o en bonos del Estado.
-Claudia: Los bancos no te dan intereses, con las acciones ya se ha visto lo que puede pasar, la gente tiene miedo y no conoce todo esto, entonces quizás los jóvenes han visto la fórmula de poder invertir en algo diferente, pero tampoco hoy en día tienen tanto dinero. El cambio generacional no se ha producido.

GLC. Por eso de hecho existen los mini créditos, la gente joven a eso puede acceder, pero a más cantidades no.
-Claudia: Después del tema de la inversión en capital riesgo y todo lo que pasó con Lehman Brothers y otros casos parecidos, hay muchísima desconfianza. La gente no sabe qué hacer con su dinero. Recuerdo conversaciones en las que la gente me decía, ‘me han dado una indemnización’, o ‘tengo ahorros’, ¿qué hago con esto? Y no lo saben, porque la cantidad al final no es la suficiente para comprar un piso y alquilarlo, o bien la rentabilidad del piso con lo que pueden obtener un alquiler no corresponde, ya que debes sacar un rendimiento del 5% para que salgan los números y esto hoy pocas veces se consigue, en Alemania al menos.

GLC: Uno de los objetivos del Grupo Level Capital es, precisamente, hacer de nexo con gente con capacidad de hacer cosas, y con otros proveedores de dinero. La idea es de hacerles un acompañamiento no solamente con el objetivo de la inversión sino del asesoramiento por áreas. Al final, el hecho de ser un mentor al lado del emprendedor, pensamos que garantiza o aminora el riesgo. ¿Qué puntos fuertes y diferenciadores ves en lo que quiere hacer Grupo Level Capital?
-Claudia: Lo que es positivo es el paquete completo, el conectar la necesidad en ambos lados; en la de los que tienen necesidad de colocar su dinero con sentido, y en la de los otros que necesitan el dinero para proseguir con su proyecto empresarial. Lo que me gusta es el enfoque también de GLC de ‘purpose’ con ‘benefits’, el cual va totalmente en línea con el proyecto Good Business Alliance de mi amigo Gordon D’Silva OBE de Londres.. Hacéis algo para el mundo que viene, y eso es lo que me gusta.

GLC: Además de la de identificar talento, tenemos la obligación de diversificar inversión, de identificar proyectos con tickets pequeños. Ese matching entre personas con talento y empresas que buscan un proyecto de confianza en el que invertir, creo que es una de las claves.
-Claudia: No es como un fondo de inversión neutro en el que no sabes lo que hay detrás. En este caso inviertes en algo tangible, llegas a conocer a las personas. Es una cosa muy cercana.

GLC. Una de las cosas que decíamos en nuestro advisory board es que la idea está bien, pero al final estás invirtiendo en una persona… Por ello ¿ves positivo tener un contacto personal, no perder esta esencia? Hoy en día todo está por internet y estamos perdiendo el contacto humano, que al final es lo importante por muy buena que sea la idea.
-Claudia: La idea cuenta, pero al final es la persona quien la transforma en realidad. Mucha gente tiene ideas muy buenas, pero pocas personas logran hacer de ellas un negocio rentable. Con lo cual siempre que reforzamos a la persona, sea a través de consultoría, mentoring o a través de coaching, aumentamos la probabilidad de éxito.

“No está nada mal que en España la mitad de las personas consideren que emprender es una buena oportunidad profesional

GLC: ¿Cuáles son tus expectativas en Grupo Level Capital o en qué te gustaría en que desembarcara el proyecto? ¿Personalmente qué esperas como advisor?
-Claudia: A mí lo que siempre me ha gustado muchísimo, y esto fíjate, ya lo hacía en los años 80, es gestionar y apoyar el talento. A mí siempre me ha encantado trabajar con gente joven inteligente, con ideas, y luego más tarde en mi ‘segunda vida’, aquí he encarado mi profesión. En este sentido, pienso que me gusta como advisor participar en un proyecto como el de GLC que hace esto, y que además está mirando al futuro. Aquí estamos mirando adelante. Estamos creando el futuro para gente que realmente se lo merece.

GLC: Hay una parte del acompañamiento que hacemos en nuestra consultoría que no sólo es financiero, sino centrada en la persona…
Claudia. Sí, hay una parte de apoyo que es más psicológica. Tiene que haberlo. Cuando yo hice el master en Comercio Exterior en Alemania, todos trabajábamos y esos estudios los hacíamos fuera de horas de trabajo. Teníamos un psicólogo una vez al mes que nos apoyaba en superar todos los obstáculos que se nos podían presentar. Ellos vieron la necesidad de no dejarnos solos. A mí esto me ayudó muchísimo. Espero poder ayudar con mi trabajo ahora en la misma medida.

GLC: ¿Qué esperas del think tank que estamos creando en Grupo Level Capital?
-Claudia: A mí me gusta mucho el intercambio de ideas con los demás. Me pongo como ejemplo: Cuando trabajas solo como yo lo estoy haciendo, estoy mucho con personas, pero a nivel de coaching individual. Escucho activamente y tengo que dar todo lo que sé. Así este intercambio de ideas en grupo, la lluvia de ideas, el escuchar qué pasa en la vida de los demás, ese intercambio de información con las experiencias de estas otras personas es muy importante para no quedarte estancado en tus propios pensamientos.
¿Qué espero? Espero que pueda haber esta relación de confianza con estas personas con las que hablas de tú a tú y sientes una pertenencia a un grupo que, además, permite ir un paso más allá.

GLC: ¿Para finalizar, qué sectores de interés crees que serán clave en el futuro?
-Claudia: A mí se me ha quedado muy grabada una frase de Peter Drucker, que dice que una empresa sólo tiene razón de ser si satisface una necesidad de mercado de la sociedad. Si no, no tiene ningún motivo para existir, con lo cual, ¿qué sectores son ahora relevantes? Las tecnologías, las biotecnologías, el internet de las cosas, todo lo que es servicio lifestyle, la salud, el tema de los mayores.
También creo que hay una necesidad muy grande en la educación. Tienen que producirse unos cambios enormes. La educación es la base para todo. Miremos si no las lecciones de aprendizaje que deberíamos sacar de lo que está sucediendo en Estados Unidos con Donald Trump y también en Alemania, donde mucha gente que vota, cree en el más populista y no ve más allá. Si hubiese una educación adecuada, actualizada y suficiente, esto no pasaría de esta forma.
Además de la educación, veo muchas posibilidades en todo lo que son las experiencias turísticas emocionales, no el turismo normal, sino en el experiencial. Añadamos el tema de la comida sana, otro campo como él de conectar a las personas, todo lo relacionado con la producción 3D, que está creciendo muchísimo. Otra tendencia en auge es la de ‘volver a las raíces’, quizás también lo ecológico, lo verde, mi tierra, el campo, mi montaña. Y después se va a revolucionar la logística – Y los coches eléctricos, donde Alemania se está poniendo las pilas.

GLC: En el mundo de la educación hay ya muchas plataformas on line para aprender y a coste cero…
-Claudia: Alemania es un desierto digital, también a nivel de las escuelas, Angela Merkel se ha puesto como gran meta para su próximo periodo de gobierno el tema de la digitalización de Alemania. Y parte de la educación debería ser enseñar a la gente –joven y mayor- cómo utilizar estas plataformas de coste 0. Y más: Ya existen modelos, donde los niños aprenden y estudian por medio de plataformas educativas desde casa y van al colegio para hacer allí los deberes y asentar lo aprendido a través de prácticas o proyectos.

Comparte

¡Comparte este contenido con tus contactos!